fósiles

             

       RECOLECCIÓN, PREPARACIÓN Y ESTUDIO DE FÓSILES

 

Normativa legal:

Es importante recordar que la recogida de fósiles está sujeta a  normas legales  que buscan proteger los yacimientos de la destrucción. (Ley 16/1985, de 25 de Junio, del Patrimonio Histórico Español).

Recolección:

Los principales yacimientos se encuentran en desmontes realizados en obras (carreteras, ferrocarriles, etc. ), canteras, explotaciones mineras, etc.

A continuación  se dan unas normas muy generales de recolección y preparación de fósiles para su estudio.

Una vez elegido el yacimiento procederemos a la recolección de ejemplares.

El material utilizado dependerá de la dureza de los sedimentos y del tamaño de los ejemplares que extraigamos:

En el caso de Microfósiles se recogen junto con gran cantidad de sedimentos;

Invertebrados pequeños: a veces se cogen directamente o se sacan con bastante facilidad  de la roca en la que están incluidos.

Fósiles degran tamaño: puede ser necesario realizar una excavación.

Equipo necesario:

Martillo geológico, cinceles, cortafríos, cepillos, etc.

Guantes y gafas de seguridad.

En algunos casos es necesario utilizar escayola o un material similar en el caso de fósiles fragmentados.

Papel de periódico o bolsas para envolver los ejemplares separados unos de otros. Durante el transporte hay que guardarlos protegidos para evitar deterioros.

 

Datos a consignar en el cuaderno de campo:

Una vez localizado el yacimiento  hay que anotar su situación, al igual que la de todos los fósiles recogidos.

Preparación

En el laboratorio se pueden utilizar diferentes métodos:

· Métodos mecánicos: Bien sujeta la pieza, se somete a una limpieza para dejar descubierto el fósil. Hay proceder con mucho cuidado para no ocasionar roturas. Se pueden usar, cepillos , cinceles, etc., o métodos más sofisticados como ultrsonidos, técnicas de abrasión.

· Metodos químicos: se utilizan reactivos para eliminar la roca que rodea al fósil sin dañarle.

Cuando los fósiles son silíceos y se encuentran en rocas calcáreas se suele usar ácidos (clorhídrico, nítrico, acético)

Si los fósiles están formados por calcita o aragonito, en rocas arcillosas o margosas, se utilizan álcalis (sosa, potasa, carbonato sódico).

En general no es necesario recubrir el fósil con sustancias protectoras.

Una vez “limpio” el fósil, se  guarda en una caja independiente con los datos necesarios para un estudio posterior.

Estudio de los ejemplares:

Para realizarlo, nos valdremos de todo lo necesario para clasificar el fósil:  lupas, microscopios, guías de campo, Tratados de Paleontología, etc.

Ficha de datos:

nº de identificación

especie

Philum, Orden, Clase, Género

Lugar de recogida

Época o Periodo al que pertenece

A la hora de organizar nuestra colección se pueden seguir varios criterios:

· Taxonómico

· Periodos geológicos

· Ley del patrimonio artístico. Define las figuras de: sitio histórico y zona arqueológica. En algunas comunidades se introduce el concepto de zona paleontológica. Depende de cada comunidad.

Ley de espacios protegidos. Depende de medio ambiente.