fósiles

             

        PROCESO DE FOSILIZACIÓN

 

Fósiles son los restos, huellas o indicios de animales o vegetales que poblaron la tierra en otras épocas, que se han conservado en los sedimentos y se encuentran ahora asociados a las rocas sedimentarias. La Paleontología se encarga de estudiarlos.

La rama de la Paleontología que estudia la formación de los yacimientos fósiles es la Tafonomía (Tafoc= muerte y Nomoc= ley),  literalmente, entonces, tafonomía significa “leyes del enterramiento”.

La fosilización se ocupa del paso de un organismo desde la Biosfera hasta la Litosfera y de todos los cambios que ocurren en este proceso.

El proceso de fosilización supone la sustitución de materia orgánica por compuestos minerales conservando sus caracteres propios. Tras el enterramiento, el sedimento que contiene los restos se hunde a medida que se acumulan los materiales sobre él. Lentamente se va consolidando y convirtiendo en roca. Los restos más duros, como los dientes, pueden mantener su estado original durante cientos de miles de años, pero las partes menos resistentes cambian lentamente.

Los materiales orgánicos desaparecen y los espacios que dejan son llenados por minerales que precipitan del agua que se filtra en la roca. Este proceso es el que se llama permineralización, es decir,
algunos minerales propios de organismo original son reemplazados por otros nuevos que estaban disueltos en el agua circulante. el antiguo organismo se convierte en una roca.
La fosilización  supone. una mineralización y por lo tanto un aumento de la densidad, incorporación de compuestos nuevos, y con frecuencia cambio de coloración.

Como resultado de la descomposición de la materia orgánica, el esqueleto o la concha se vuelve poroso y absorbe las soluciones minerales que circulan por la roca.

En la fosilización  puede suceder que la materia orgánica sea sustituida molécula a molécula por la materia mineral que reflejará los más mínimos detalles.

A veces la concha es el núcleo de una recristalización por ej.:  aragonito -> calcita.

En otros casos, el agua filtrada puede disolver los huesos, dejando un molde fósil, o bien llenar el molde con minerales, formando un contramolde. En el primer caso, se conserva la forma externa del organismo original (molde interno); en el otro caso, cuando el molde se rellena, se obtiene los que se llama contramolde fósil petrificado. El contramolde no presenta la estructura interna del organismo.

Por ultimo, en condiciones excepcionales, las partes blandas pueden estar fosilizadas: momificación en medio desértico o grutas subterráneas, conservación en resina o hielo.
Algunos de los restos de fósiles más perfectos se han encontrado en el hielo y el alquitrán o incluidos en resinas de árboles. Estas resinas, acumuladas y enterradas por areniscas o arcillas, solidificaron en forma de ámbar.

Los tipos o modos de fosilización pueden ser:

1-        Restos de organismos.

Inalterados.

Cuando se conservan las partes blandas. Por ejemplo en ámbar, hielo o alquitrán.

Cuando no se conservan las partes blandas, sino solamente las partes duras (esqueleto).

Insecto en ambar

diente de mamífero

b)          Alterados:

· por Permineralización; los poros se rellenan por otros minerales.

· Por Reemplazo: Calcificación, Silicificación, Piritización, Limonitización, Carbonización.

ammonite piritizado

ammonite calcificado

Impresión de hojas Sigilaria
Molde tallo Calamintes
Huella de Trilobites

2- Evidencias de organismos.

· Moldes: Externo, Vaciado, Interno,

· Ccprolitos

· Huellas.

· Impresiones o Improntas.                 Sigue